El 9 de octubre, los integrantes de los diferentes espacios que conforman la obra marista (CEC) del Barrio San Lorenzo compartieron un Encuentro de Espiritualidad que renovó su propósito de vivir, como Maristas de Champagnat, la espiritualidad y la misión marista en clave comunitaria.
Pudieron pasar por el corazón la realidad del barrio, el trabajo y el servicio comprometido de cada día a la luz del Evangelio y del sueño de Marcelino, rezando por la vida abundante que Jesús trajo para todos.

“Nos alienta el llamado a ser comunidades que cuiden e inspiren la vocación marista y que acompañen los procesos educativos vitales de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, especialmente los excluidos de diversas formas”