El 24, 25 y 26 de enero, 45 jóvenes de Coronel Oviedo, Caaguazú, Asunción y Horqueta compartieron por primera vez una enriquecedora experiencia de solidaridad que les regaló una nueva mirada sobre la vida y los invitó a crecer en fraternidad.

Organizados por el Equipo de Referentes de Mundo Juvenil Zona PY, los jóvenes fueron recibidos cálidamente por las Hermanas de la Inmaculada Concepción que residen en la Casa «Tres Violetas», donde tienen a cargo un Albergue para niñas.

Desde allí, pudieron hacer inserción por tres días en las Escuelas del Barrio «Las Mercedes» y «Fátima» y en el Comedor Infantil «Ykuá Lucero» interactuando con las niñas y los niños, conociendo sus necesidades y generando acciones solidarias.

La experiencia de este Voluntariado Juvenil ─profunda, intensa, movilizadora─ no solo brindó a los jóvenes la posibilidad de tomar contacto con otra realidad y ensanchar el corazón: a partir de ella, cada grupo regresó a casa, a su ciudad, a su comunidad, con entusiasmo y con el firme propósito de dar continuidad a lo vivido en nuevos gestos de amor y servicio.