Queridos hermanos,

Les presento con alegría el texto de nuestras Constituciones, aprobado por la Santa Sede con fecha del 6 de junio de 2020, en la fiesta de nuestro Fundador, san Marcelino Champagnat.

Hemos realizado juntos un camino importante y decidido para llegar al texto actual. En 2009 el XXI Capítulo general nos invitó a hacer una revisión profunda de nuestras Constituciones y Estatutos, con los objetivos de llegar a una conversión del corazón al servicio de un mundo nuevo y de facilitar la revitalización de nuestra vocación de hermanos.

A partir del 2013, realizamos conversaciones bajo la guía “Relatos del camino en torno al fuego” e hicimos propuestas de modificación al texto. En 2017, el XXII Capítulo general dedicó varios días al estudio y aprobación de la propuesta presentada por la comisión nombrada previamente.

En el camino, surgió la idea de contar con el documento Donde tú vayas: Regla de Vida de los Hermanos Maristas, que fue acogido y aprobado por el mismo Capítulo general y que ahora es un texto integrado y complementario de las Constituciones y Estatutos.

En el número 12, se define de forma clara y motivadora el objetivo de este documento vital para nosotros:

Nuestras Constituciones, aprobadas por la Santa Sede, nos guían en cómo vivir nuestro ser hermanos en la Iglesia según la mente y el corazón de nuestro Fundador. Consideramos las Constituciones como la aplicación del evangelio a nuestra vida y una guía segura para llevar a cabo la voluntad de Dios sobre nosotros. Por nuestra profesión religiosa, nos hemos comprometido a vivirlas. Atentos a la riqueza y las llamadas que contienen, las leemos con frecuencia en actitud de oración y discernimiento. Aprobadas por la Santa Sede, su auténtica intérprete, sólo pueden ser modificadas con su autorización.

Es clara la importancia de leerlas y meditarlas con frecuencia, de dejarnos confrontar por ellas con un corazón abierto y bien dispuesto y de esforzarnos diariamente por hacerlas vida en cada hermano, comunidad y obra maristas.  Somos herederos y portadores de un valioso carisma, que deseamos vivir de manera significativa en el mundo actual, haciendo camino junto con los laicos maristas y con tantas otras personas comprometidas en nuestra vida y misión.

Hoy presentamos el texto en formato digital, en las cuatro lenguas oficiales del Instituto. Como indiqué en mi carta del 3 de julio, una vez publicado este texto, aprobado por el Vaticano, consideraremos el 1 de noviembre de 2020 como la fecha oficial para entrada en vigor de las nuevas Constituciones y Estatutos. El texto impreso será enviado a inicios del próximo año 2021 e incluirá referencias y notas.   

Expreso de nuevo mi agradecimiento a cada uno de los hermanos por su implicación en el proceso y a todos los equipos que han trabajadoen la revisión y renovación de nuestras Constituciones, Estatutos y Regla de Vida, a lo largo de estos últimos años. 

Que María, nuestra Buena Madre, siga siendo nuestra fuente de inspiración y nosotros vivamos como hijos suyos, portadores de su nombre. De su mano, caminamos siempre hacia Jesús.

Fraternalmente,

H. Ernesto Sánchez Barba, Superior general
Roma, 7 de octubre de 2020