Panamá: V Foro de la Red Global de Religiones por la Niñez (GNRC)

Líderes de las principales religiones y tradiciones espirituales del mundo se comprometen a realizar nuevas iniciativas conjuntas para poner fin a la violencia contra las niñas, niños y adolescentes.

 
Quinientos líderes religiosos de 70 países, junto a la participación en simultáneo de 60 jóvenes representantes de casi todo el mundo, acompañados por representantes de gobiernos, las Naciones Unidas y organizaciones internacionales y de base comunitaria, nos hemos comprometido solemnemente para realizar un mayor esfuerzo y cooperar a favor de la causa de poner fin a la violencia contra los niños.  El V Foro de la Red Global de Religiones por la Niñez (GNRC) se llevó a cabo en la Ciudad de Panamá del 9 al 11 de mayo de 2017, reafirmando el "imperativo moral universal de proteger a los niños del daño". FMSI Cono Sur participó de este foro en la representación de su Coordinadora Regional la Lic. Analía Ruggeri, como miembros parte del Movimiento Mundial por la Infancia – América Latina y el Caribe (MMI-LAC)
 
Cada cinco años, Arigatou International celebra un Foro de su iniciativa, la Red Global de Religiones a favor de la Niñez (GNRC). El tema central del encuentro interreligioso fue: "Poner fin a la violencia contra los niños: comunidades de fe en acción".
 
EL CONTEXTO GLOBAL DE LA VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS
 
La violencia contra los niños es uno de los mayores desafíos que enfrenta el mundo de hoy, y como Maristas no podemos estar ajenos a este clamor que en su momento conmovió a nuestro Padre Champagnat y lo provocó a dar respuesta con su vida toda. Pero sentimos que no recibe una atención que sea proporcional a su gravedad. La evidencia es abrumadora. La violencia es la principal causa de muerte y lesiones en los niños a nivel mundial. Cada cinco minutos, la violencia cobra la vida de un niño. Mil millones de los 2,2 mil millones de niños de todas las clases sociales de todo el mundo soportan diferentes formas de violencia física y sexual, independientemente de su etnia, nacionalidad, raza, religión o nivel socioeconómico. Sólo en 2014, 95.000 jóvenes entre los 15 y 19 años murieron como resultado de la violencia.
 
Alrededor del 20% de las mujeres y del 5 al 10% de los hombres sufrieron abusos sexuales cuando eran niños; 3 de cada 4 niños experimentan disciplina violenta en el hogar; 85 millones de niños (55 millones de niños y 30 millones de niñas) están involucrados en trabajos peligrosos; más de mil millones de niños viven en países o territorios afectados por conflictos armados; y casi la mitad de todos los desplazados forzosos (24 millones en total) en el mundo son niños. Sólo 52 de 197 países han prohibido el castigo físico de los niños en instituciones de acogida y el 14% de las niñas y el 7% de los niños menores de 18 años han sufrido violencia sexual durante su estancia en instituciones de acogida. Con el telón de fondo de estas estadísticas sombrías sobre la violencia contra los niños, el 5º Foro de la GNRC intenta consolidar y mejorar los esfuerzos para abordar la violencia contra las niñas, niños y adolescentes del mundo, apostando y fortaleciendo el potencial de las comunidades de fe para dar un giro a esta crisis asumiendo en nuestra agendas de trabajo esta implicancia global.
 
Las conferencias y espacios de talleres se centraron específicamente en proponer alternativas y compartir experiencias positivas para los retos que suponen las diversas formas de violencia contra los niños, divididas en tres subtemas: "Proteger a los niños contra el extremismo violento, la violencia de pandillas y el crimen organizado"; "Cultivando la espiritualidad y poniendo fin a violencia en la crianza infantil"; y "Poniendo fin con la explotación sexual y el abuso infantil".
Se reconoció en todo momento el papel relevante de las comunidades de fe en el abordaje de estos desafíos -especialmente a través de la cooperación interreligiosa-
 
El foro también propició contribuciones significativas y un compromiso renovado de las agendas de trabajo para el abordaje estratégico de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), en particular el ODS 16.2, que se centra en la eliminación del abuso, la explotación, la trata y todas las formas de violencia contra los niños, que incluyen la tortura, como así también de los que incluyen el poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas (ODS 5.2 y 5.3), el fin de la explotación económica de los niños (ODS 8.7), la seguridad de los niños en las escuelas y comunidades y la promoción de la paz y no violencia (ODS 4.a, 4.7, 11.2 y 11.7).
 
 
Las conclusiones del foro se resumieron en "La Declaración de Panamá sobre Poner Fin a la Violencia contra los Niños", que fue adoptada con entusiasmo por todos los participantes al concluir el encuentro.
Invitamos a todos los Maristas a compartir esta declaración y asumirla, dentro de las posibilidades de cada obra y centro educativo, en sus agendas. Como comunidades de fe no podemos quedar ajenos a nuestro compromiso con la vida justo allí, donde está amenazada. Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a tener una convivencia pacífica con sus familias, barrios, ciudades y dentro de nuestras propias comunidades educativas. Educar para la paz es uno de los desafíos pedagógicos que debemos seguir fortaleciendo con nuestras acciones.
 
Para poder descargar la Declaración de Panamá sobre la Eliminación de la Violencia contra la Niñez, haz click aquí.
Visto 562 veces Modificado por última vez en Modificado por última vez en Junio 05 2017

Historial Marista Cruz del Sur

Imagen Aleatoria

Seguínos en Facebook

Tweets Recientes

Visitas Recibidas

766150
HoyHoy202
AyerAyer311
Esta SemanaEsta Semana230
Este MesEste Mes3718
TotalTotal766150
54.226.34.209