HOY TAMBIÉN HACEMOS HISTORIA...así lo vivió la Comunidad Educativa de la Escuela “Cacique Francisco Supaz”.

La frase que más se repitió, se celebró, se respiró… el pasado 5 de abril fue: “estamos ante un hecho histórico… estamos concretando un sueño”. Al comienzo de los años 90 fue tomando forma un anhelo inmenso en Paraje Pozo del Sapo, Misión Nueva Pompeya (Pcia. del Chaco). No en cualquier lugar: bajo la sombra confidente de un hermoso algarrobo, donde se reunía la comunidad y el hermano Teo que la visitaba. El sueño era tener una Escuela que cultivara la lengua wichí, sus danzas, su arte y respetara su cosmovisión ancestral. Que además, estuviera emplazada en el monte, en territorio aborigen, donde el pueblo tiene su hábitat, su sustento y encuentra la trascendencia a lo largo de los siglos. El Estado dijo NO. “Ya tienen la escuela criolla del pueblo”. ¿Y los maristas? ¿Acompañarían ese proyecto educativo tan único?
Los Maristas de entonces dijeron que SÍ. Pero ¿en qué condiciones? Con la articulación de tres actores que finalmente se comprometieron a ello: Comunidad, Estado y Maristas. Ya quedó escrito en los acuerdos primeros que la institución marista asumía la gestión y acompañaba el empoderamiento de la comunidad, hasta tanto ella misma pudiera dirigir su Escuela, que nació intercultural y bilingüe. Así fue que, construida con el aporte solidario de muchos colegios maristas y la mano de obra wichí, tuvo su primer día de clase y recibió a 44 alumnos hace 24 años.
Desde entonces muchos hombres y mujeres fueron parte de un proceso en continuo avance, sin prisa y sin pausa, removiendo obstáculos tremendos, venciendo resistencias o incredulidades. ¿Cómo no celebrar? Es la tercera vez que la comunidad renueva su confianza para un nuevo trienio a un director wichí al frente de Inicial y Primaria, en este caso, al maestro Armando Matorras.   Subimos la apuesta y este año, luego de diagnósticos y sondeos, asumió con primer director wichí de la Secundaria el prof. Héctor Palavecino. Hoy la Escuela cuenta con sus tres niveles: Jardín, Primaria y Secundaria. Y con 4 promociones de bachilleres. Una matrícula de 330 alumnos y varios exalumnos aborígenes son docentes de la institución… y siguen perfeccionando sus estudios en terciarios interculturales. Y en el horizonte asoma para esta empresa colectiva la Gestión Social Comunitaria, ya reglamentada por ley en la Provincia del Chaco.
En la mañana soleada y con brisa del 5 de abril, los alumnos, docentes y familias compartieron el festejo. Las escuelas de la ciudad acompañaron, las autoridades educativas estatales y privadas estuvieron presentes o enviaron sus adhesiones. Los miembros del concejo municipal también. El cura párroco, las hermanas. Y por supuesto, el referente orientador del Consejo de Misión de Cruz del Sur y algunos hermanos muy queridos que son parte de esta historia viva. Queda mucho por hacer y por acompañar. Aquí seguimos los maristas, muy elogiados por los wichí y por los que han seguido la trayectoria de este proyecto, precisamente por haber sabido, sin retrocesos, trabajar a la par sin crear dependencia. ¡Ah! ¡El locro para todos estuvo riquísimo! 
Visto 410 veces Modificado por última vez en Modificado por última vez en Abril 09 2018

Conectate Vía

facebook twitter instagram youtube

 

Historial Marista Cruz del Sur

Imagen Aleatoria

Seguínos en Facebook

Tweets Recientes

Visitas Recibidas

826090
HoyHoy80
AyerAyer853
Esta SemanaEsta Semana6093
Este MesEste Mes15797
TotalTotal826090
54.80.185.137