muralrecorteflyerwebllamadas

Exalumno del Colegio San Luis, de la Plata: el ingeniero aeronáutico con vocación y hábitos cristianos

José María Iturrería nació en nuestra ciudad en 1976. Cambió el título académico por amor al prójimo. Es sacerdote de la Virgen de Shoenstadt. En charla con Hoy, exaltó al Papa: “es extraordinario, y nos dice no te podés creer infalible”.

José es un sacerdote católico. Simple y sonriente como tantos de la comunidad de origen alemán que está en varias puntos geográficos del mundo, conocida como el Instituto de los Padres de Schoenstatt. Hombre que ya en su bautismo daba indicios de su vida especial: “fui bautizado el 25 de diciembre de 1976. ¿A quien se le ocurre? ​¿un cura disponible en Navidad? Pero la ocurrencia de mamá se hizo curiosamente posible, o providencialmente... si se mira con fe”. La anécdota la relató así: “años después, cuando me decidí a ser sacerdote, veo una vieja foto de mi bautismo y reconocí al Padre Guillermo, uno de los de Schoenstatt que vivía en Argentina y que conocía de hace tiempo, sin saber que me había bautizado; 16 años después,  vivimos en la misma casa y no podemos creer aquello.

-¿Puede explicar cómo es que de la Facultad de Ingeniería pasó a tomar los hábitos?

-Luego del secundario en el San Luis, donde fui educado en valores por los hermanos maristas, estudié en la UNLP y me gradué como Ingeniero Aeronáutico en el 2000. Mi pasión eran los aviones. Sin embargo otra pasión mas grande y mas profunda me arrebató el corazón.

-De la aviación a querer el Reino de los Cielos... 

-Respondí al llamado de Cristo a la vida consagrada y al sacerdocio. Una pequeña Capilla dedicada a la Virgen de Schoenstatt, en 15 y 53, frente a la Catedral, fue el lugar de gracia donde mi vida tomó este rumbo

-¿Qué experiencia lo marcó más?

-La solidaridad y el servicio misionero a los niños y necesitados, unidos a la vivencia de la fe en una comunidad joven y alegre. La vocación se trata precisamente de eso, de un llamado a una vida plena, que te saca de vos mismo, de tu ego, de los proyectos autorreferentes, y te hace fecundo para los demás, porque te muestra cuanto bien podes hacer si sos capaz de entregarte y servir, siguiendo las huellas de Cristo.

-El pueblo y una crisis enorme. ¿Se cambiará?

-El cambio empieza en uno. Poner en acción los pequeños grandes gestos de lo cotidiano más que en grandes decisiones que pueden no llegar nunca. Me inspira mucho en este sentido la vida de San José, a quien la iglesia conmemora el 1 de mayo, como un ejemplo de auténtico “trabajador”. 

-Francisco escribió una carta en la que pide perdón a los argentinos “por algunos de mis gestos”. 

-Es extraordinario, al mostrarnos que no importa que tan arriba te puedan poner, no te podés creer infalible, somos seres humanos y podemos errar.

 

Diario "Hoy", Ciudad de la Plata

Visto 1506 veces Modificado por última vez en Modificado por última vez en Mayo 10 2018

Conectate Vía

facebook twitter instagram youtube

 

Historial Marista Cruz del Sur

Seguínos en Facebook

Tweets Recientes

Visitas Recibidas

955276
HoyHoy243
AyerAyer676
Esta SemanaEsta Semana1033
Este MesEste Mes14666
TotalTotal955276
54.221.9.6