Viaje para asistir a la asunción del nuevo Hno. Provincial

El viaje de ida y vuelta fue pasado por agua. Ya lo sabíamos. Así lo certificaba el pronóstico del tiempo. Llegamos a Montevideo a las 11.30 del sábado 29 de setiembre. Diluviaba al bajar del ómnibus a las puertas del hotel Dazzler,  cercano al Colegio Zorrilla. Un hotel cómodo y moderno con muy buena atención.
Desafiando el temporal salimos a pasear por los alrededores buscando un lugar para almorzar. Cada uno encontró la respuesta. No faltaron las visitas al cercano shopping  Punta Carretas (ex cárcel de Montevideo). La cena fue en el típico bar Don Peperone, a escasos metros del shopping. Una bien servida y abundante mesa.
Llegamos al final de nuestro primer día en Montevideo. No hubo quejas por el tiempo, no decayó el humor en todo el viaje. Fueron 12 horas  de colectivo. Un coche de 45 plazas para 25 pasajeros. El sueño recuperó el cansancio de esta jornada. A las 10 del domingo 30 desalojamos el hotel rumbo al km.16, residencia marista donde se desarrollaba la reunión de los Hermanos capitulares. Salió el sol con lo justo para el buen desarrollo de las actividades. En el traslado bordeando la costanera se veían muchos madrugadores paseando por la playa con su mate bajo el brazo.
Eran las 11:00hs. del  domingo 30 cuando llegamos al hermoso predio marista. Había mucha movida  y los tiempos debían cumplirse a rajatabla. A las 11.30 nos convocaban a la misa y ceremonia central con la asunción del Hno. Raúl como nuevo Provincial de Cruz  del Sur. Llegaron los colegas paraguayos, unos cuarenta. Animaron con su coro, su música y sus bailes la misa y la comida.
Tras la homilía, el celebrante, un exalumno marista nos dirigió la palabra el Hno. Superior General Ernesto Sánchez. Con tonada mejicana, cercanía y autoridad, dejó en claro su mensaje en una sigla: FMS. Quiere para sus Hermanos y para los laicos la práctica de la fraternidad, la misión y el servicio. Sus palabras trasuntaban convencimiento. Nos llegó al corazón. Turno del Hno. Raúl. Con breves y sentidas palabras cargadas de sentimiento, fijó las pautas para su mandato como Provincial de Cruz del Sur. Le deseamos todo el merecido éxito.
Todo estaba previsto. No faltaron los detalles. Los uruguayos lo tenían todo bien organizado. Nos abrieron las manos y el corazón con su fraterna y acogida marista. Nos hicieron sentir cómodos en la casa marista.
La comida fue un asado variado y bien servido. Animó el grupo paraguayo con su coro. Guitarras y violines resonaron en el salón comedor. Nuestro viaje de regreso estaba previsto para las 15.30. Comenzó a llover. La lluvia sería nuestra compañera. En la aduana sin problemas. Ni a la ida ni a la vuelta. Todos muy disciplinados. Todos colaboradores. Sólo algunas personas se “quejaron” de las divertidas películas que nos pasaron. Los choferes muy atentos y serviciales. El guía Daniel un GPS preciso. Todo tranquilo. El sueño nos fue venciendo. Fueron doce horas con una breve pausa para la cena. A la 01:45 parábamos frente a Cochabamba 1652.
Tanto paraguayos, como argentinos y uruguayos, nuestros anfitriones, supimos confraternizar y dejar bien en alto el orgullo de pertenecer a lo marista. Gracias a las  autoridades de Cruz del Sur por esta invitación que todos recordaremos.
Visto 465 veces Modificado por última vez en Modificado por última vez en Octubre 05 2018

Conectate Vía

facebook twitter instagram youtube

 

Historial Marista Cruz del Sur

Imagen Aleatoria

Seguínos en Facebook

Tweets Recientes

Visitas Recibidas

932891
HoyHoy184
AyerAyer728
Esta SemanaEsta Semana4735
Este MesEste Mes15654
TotalTotal932891
54.145.83.79